Argentina hoteles y turismo

ARGENTINA HOTELES Y TURISMO. Vacaciones, playas, Mar de las Pampas, Pinamar, San Clemente, Cariló, Las Grutas. Temporada de verano 2013. Hoteles en Argentina

Conocer Londres pero en Argentina: historia, arqueologia, culturas originarias y hermosos paisajes


Es muy común escuchar o leer que Londres, en el partido de Belén, es el segundo pueblo en antigüedad de Argentina, pero en realidad es el segundo pueblo fundado por españoles en lo que hoy es territorio argentino, ya que existían en la región varias comunidades autóctonas organizadas -auténticas formas de lo que se entiende como pueblo- de los aborígenes paziocas, agroalfareros hablantes de la lengua regional kakán y pertenecientes a la llamada Cultura Santa María, más conocidos como diaguitas, que fue el nombre que les pusieron sus anteriores sometedores, los incas, luego de la invasión anexadora de 1480.
La Londres actual se encuentra en el kilómetro 4.075 de la Ruta Nacional 40 a 15 km de la ciudad de Belén, a 297 km de la capital provincial, San Fernando del Valle de Catamarca, y a unos pocos kilómetros de donde fuera fundada la primigenia, luego de una serie de idas y vueltas fundacionales.
Fundada como Londres de la Nueva Inglaterra por el capitán español Juan Pérez de Surita (o Zurita) en el año 1558 a orillas del río Quimivil en homenaje a la entonces reina de Inglaterra María Tudor, que en 1555 contrajo matrimonio con el infante Felipe II, la Londres argentina tuvo como finalidad formar una barrera defensiva contra los indios que luchaban por recuperar su territorio, siendo uno de los epicentros de las Guerras Calchaquíes.
Londres es un lugar muy bonito, ideal para visitar y para conocer a un pueblo de gente tranquila y amable, los vestigios del pasado colonial y prehispánico y para disfrutar de unos paisajes maravillosos, las comidas regionales como la humita, la empanada catamarqueña, la exquisita nuez confitada o el tamal y para disfrutar del color de sus cerros circundantes, el sonido de su río, el Quimivil, y la belleza de su cielo. Los vecinos londrenses son artesanos, viven de sus pocos animales de corral y cultivan nogales, pues además de que Londres es la "Cuna de la Nuez" (ver foto), realmente las nueces que esta tierra produce son de un tamaño sorprendente, como puede corroborarse cada año durante la Fiesta Provincial de la Nuez catamarqueña o si se le compra a Doña Pola (ver video).
Cerca de allí, el destino de turismo arqueológico y cultural obligado son las famosas Ruinas de Shincal, cuyo museo está en la ciudad argentina de Londres y es otro de los lugares que, sin dudas, recomendamos visitar (ver foto). En la imagen vemos una urna funeraria carácterística de los habitantes precolombinos de la región, con decoración de bandas verticales. También hay restos arqueológicos y piezas de alfarería de Shinkal y de antigales (argentinismo por sitio de restos arqueológicos) de los pueblos de la Cultura Santa María en el Museo de Ciencias Naturales de La Plata.
Curiosamente, Londres es una localidad dividida en dos áreas, cada una con su plaza y su iglesia (lo que es referido por la bella canción folklórica del video): arriba del río, la Plaza Eusebio Colombres y la iglesia católica de la Inmaculada Concepción; río abajo, la "plaza de abajo" y la parroquia de San Juan Bautista (foto). Huelga decir que los londrenses -que así es el genilicio de los nacidos en la Londres de Argentina- son personas muy religiosas, católicas y viven con las puertas abiertas -literalmente- de forma humilde y digna.
En este video muy bonito que compartimos, escuchamos una canción local llamada "Vamos hacia tus raíces" cuya grata interpretación corresponde a un londrense, el músico Wilson Figueroa, quien también es un practicante y conservador de centenarias tradiciones en el arte de elaborar ponchos catamarqueños, muy bonitos por cierto.
En la filmación se ven parte de las riunas del poblado originario de Shinkal, distintos lugares de esta Londres donde lejos de poseer niebla brilla con su diáfana hermosura en sus casas algo elevadas con vestigios coloniales, sus veredas de piedra, su río y las miradas de sus gentes. Vemos en el video el monumento al capitán Surita -algún día, quizás, habrá alguno de Kalchaki (o Juan Calchaquí), o de algunos de los antiguos líderes nativos como Quipildor y Viltipoco-, los cactus omnipresentes en la región así como los ponchos elaborados por Selva Díaz en su taller artesanal que oficia de showroom permanente, y como podemos ver a partir del minuto 2.00 del video. 
Londres, donde las calles no tienen nombre. Podemos pensar que el músico irlandés Bono se refiriera con el tema de U2 a Londres, pero la argentina, a juzgar por esta esquina nomen nescio o NN, cuyas calles han sido rotuladas con un elocuente signo de interrogación, otra evidencia más de lo mágico que es este lugar.
Las casas del lugar, algunas muy pobres y en su mayormente de adobe y curiosamente muchas con el mismo color de la tierra colorada de la provincia, algunas muy lindas, casi siempre con aljibes y perros y muchas veces con jardines floridos con sillones para tertulia, acusan el influjo del estilo colonial, de la ausencia de progreso y del deterioro inevitable que el paso del tiempo produce, pero paradójicamente ello es lo que da valor al pueblo y mantiene su encanto y su magia.  Imaginamos cuán deletéreo sería un sincrético flujo de ladrillos huecos por aquí y para allá o de edificaciones modernas elevadas para la cultura y el encanto del lugar.
El río Quimivil (foto), y los lugares cercanos a Londres, esta inefable ciudad-pueblo de Catamarca, son también invitaciones a recorrer, a filmar, a realizar caminatas y a disfrutar de este paraíso norteño de libertad, tierra, vida natural, aire puro y fresco, cerros casi yermos impertérritos ante los avatares de la civilización, y sobre todo de la paz que regala el silente arrullo de la naturaleza. En cercanías existen también lugares naturales con aguas termales, así como en toda la región, algunos más preservados, otros más acondicionados para el turismo.
¿Y qué me dice de la Londres argentina? ¿No le parece que bien merecen una visita en las próximas vacaciones estos hermosos lugares de Catamarca?