Argentina hoteles y turismo

ARGENTINA HOTELES Y TURISMO. Vacaciones, playas, Mar de las Pampas, Pinamar, San Clemente, Cariló, Las Grutas. Temporada de verano 2013. Hoteles en Argentina

Paseos, recreación y qué hacer en San Bernardo (playas de Argentina)



¿Qué hacer en San Bernardo del Tuyú? ¿Qué puedo hacer yo? ¿Qué puedes hacer tú?

Si de lugares para conocer se trata, San Bernardo al resto de la costa si no se la gana, se la empata. Sobre finas y cálidas arenas locales -testigos de miles de cíclicos calentamientos- los balnearios de San Bernardo ofrecen al visitante todo para que su día de playa sea extraordinario. Además la hotelería es tan buena como los hoteles de Pinamar, así como se pesenta, para los amantes de un estilo natural, la posibilidad del camping en San Bernardo, existiéndolos de diferentes precio y servicios.

Si hablamos de las playas de San Bernardo, se extiende entre los límites laterales de la prolongación de las calles Obligado y Avenida Belgrano (ya que si los límites fueran las calles mismas podría haber choques entre peces y autos). Con decir "la playa entre Obligado y Belgrano" ya queda clara la dirección y no hay más que hacer. Sin embargo, algunos críticos expresan una perspectiva diferente, indicado que la playa queda en Costanera entre Belgrano y Obligado (del lado del agua).

El debate entre lo público y lo privado respecto de necesidades ciudadanas, tiene muchas aristas, pero -curiosamente- San Bernardo dio una solución salomónica a la discusión estableciendo un riguroso mix en la gestión de los servicios vacacionales (de playa, ya que la gestión de todos los hoteles de San Bernardo es privada), quedando conformada la oferta de balnearios con algunos carácter público y otros de carácter privado.
En los balnearios privados hay más servicios para la comodidad del veraneante, como salón de bebidas, restaurant, servicio a carpa y pescado frito, lo que enaltece el turismo de playa en este lugar.
Si algo no es difícil de encontrar es el Centro Comercial de San Bernardo, donde se podrá comprar un peluche oso pardo, o tomar un café con amaretti, o comprar souvenirs para los familiares, amigos y compañeros de trabajo, cenar, renovar las ojotas, comprar bloqueador solar, botellones de agua, mirar alguna película en el cine local, tomar un helado o comer una berlinesa y mucho más en las varias cuadras de la Avenida Chiozza (la principal de San Bernardo), para alegría del grupo familiar.

Y hablando del grupo familiar, me acuerdo de un amigo dueño de un pintoresco apart hotel de 4 estrellas en Cariló que una vez nos dijo cuando nos dísponíamos a ir a la playa una primera quincena de enero que un grupo, como es uno solo, no puede ser familiar.

Lo que sí puede ser de la familia es la Plaza del Mismo Nombre, que está ubicada en Avenida San Bernardo al 600 y es donde está la Feria Hippie. Pero lo que quizás sea más conocido -y sin dudas más valioso- es que esta plaza es donde comienza la temporada de verano.
Apta para la práctica de caminatas y bicicleteadas, en la Plaza de la Familia de San Bernardo año a año se celebra la Fiesta Nacional del Sol, una ceremonia que muchos enamorados del lugar y turistas fieles nunca se pierden, el tercer fin de semana de diciembre, dando inicio formal a la Temporada de Verano en la Costa Atlántica Argentina.
Otro lugar para ir es el Museo de la Ciudad de San Bernardo, un acogedor sitio que invita a sumergirnos en la historia del lugar a través de un caleidoscópico recorrido por distintos escenarios y personajes reales, ya perdidos en la transformación de la naturaleza y en la noche de los olvidos, pero mágicamente perpetuados en fotografías que conjugan pasado y presente del lugar.

El 20 de agosto de cada año la comunidad de San Bernardo participa de un evento que estrecha vínculos espirituales y al mismo tiempo ayuda a fortalecer la identidad de la ciudad. Se trata de las Fiestas Anuales Conmemorativas de Stella Maris, patrona de San Bernardo del Tuyú. El vínculo entre la parroquia de Stella Maris y la ciudad de San Bernardo data de 1982, pero es un lugar de estilo moderno muy bonito, si bien pequeño.
Y si su visita le resulta angosta, haga un paseo en el Observatorio de la Costa. Este importante pero poco conocido observatorio se destaca por su aporte a la ecología, a partir de la función de sus sensores de ozono, que permiten conocer cualquier modificación de la capa de ozono con una precisión importante.

Finalmente, para el piberío amante de la patineta -y algunos que ya están grandecitos también- hay un lugar que es la espectacular pista de Skate que hay en San Bernardo, un lugar que cautiva a muchos jóvenes y niños que buscan qué hacer durante sus vacaciones de verano más allá de sol y baños en el Mar Argentino.