Argentina hoteles y turismo

ARGENTINA HOTELES Y TURISMO. Vacaciones, playas, Mar de las Pampas, Pinamar, San Clemente, Cariló, Las Grutas. Temporada de verano 2013. Hoteles en Argentina

Patrimonios Natural y Cultural de la Humanidad en Argentina

Argentina posee varios sitios muy bellos e intrínsecamente valiosos que afortunadamente son hoy Patrimonio de la Humanidad, sea Cultural o Natural.
Presentamos a continuación estas verdaderas joyas de la Argentina, destinos espectaculares para cualquier viaje vacacional, paseo o recorrido por estos valiosos lugares:

Península de Valdés, ubicada en la provincia de Chubut y declarada Patrimonio Natural de la Humanidad.
Conocida estación de reproducción anual conformada por dos golfos de abrigadas aguas, la Península de Valdés es el lugar de encuentro de la ballena franca austral, donde acude entre junio y diciembre de cada año dando lugar a un maravilloso espectáculo natural en el que es posible ver e incluso tocar algún ejemplar.
Zona turística por excelencia, la fauna de elefantes y lobos marinos junto a pingüinos magallánicos hace de Península Valdés un lugar increíble (mejor que cualquier oceanario en todo sentido), en el que también pueden encontrarse guanacos, maras (liebres patagónicas) y ñandúes.
Un bonito lugar donde acuden turistas amantes del avistamiento de aves es la Isla de los Pájaros, otra reserva de la biodiversidad local que alberga a miles de especies en su   medio natural.

La cueva de las manos del alto río Pinturas, en la provincia de Santa Cruz, forma parte del bajaje turístico y cultural de Argentina y fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad.
Esta cueva está ubicada al sur de la localidad de Perito Moreno, junto al Valle del Alto Río Pinturas, en la patagónica provincia de Santa Cruz.
En la Cueva de las Manos es posible encontrar una de las manifestaciones de arte rupestre más significativas de las culturas primitivas de la zona sur subcontinental.
Inequívocas huellas de una cultura indiana que floreció en esta región de la Patagonia Argentina hace 9300 años pueblan las cuevas y aleros rocosos del cañadón, con imágenes de manos sobre la roca (foto), certeras firmas de anónimos pobladores de la patagonia originaria, junto a una rica iconografía primitiva que testifica su pasado precolombino.

Parque Natural Talampaya en La Rioja y Parque Natural Ischigualasto (Valle de La Luna) en la provincia de San Juan. Ambos parques biopreservados han sido reconocidos como Patrimonio Natural de la Humanidad.
Situados ambos estratégicamente en una cuenca de 5.000 kms cuadrados, el Parque Provincial Ischigualasto (San Juan)- es uno de los yacimientos paleontológicos más importantes del mundo- donde permanecen restos de vertebrados de la era mesozoica y rastros de pisadas de saurios, en tanto que el Parque Nacional Talampaya (La Rioja), se detaca porque sus farallones y formaciones de roca rojiza albergan nidos de cóndores.
En este parque son notables los petroglifos con llamativas figuras, otra huella del arte rupestre de las culturas precolombinas.
El Gran Cañón de Talampaya es una colorada o rosácea formación 3 km de extensión con paredones de 150 metros de altura donde las curiosas formas de las anfractuosidades de los cerros han dado lugar a muchos nombre de figuras que se pueden apreciar.
La visita a ambos Parques Nacionales Patrimonio de la Humanidad debe hacerse lejos del verano, en virtud de sus altas temperaturas estivales diurnas. Hay excursiones guiadas, y una adecuada infraestructura para realizar paseos y safaris fílmicos.

Parque Nacional Los Glaciares, en la patagónica provincia de Santa Cruz. Otro orgullo nacional, exquisito destino del turismo mundial y Patrimonio Natural de la Humanidad.
Hablar de "Los Glaciares" es aludir a unos lugares realmente mágicos de Argentina (foto superior, el Upsala), donde la belleza de aguas, témpanos y cielo nos transporta a un lugar mágico que casi nos hace dudar de las vivencias que tenemos al navegar por los Lagos y recorrer sus increíbles recovecos.
El Parque Nacional Los Glaciares está constituido por trece glaciares que se erigen sobre las aguas de el Lago Viedma y el Lago Argentino. Sobre este último caen los frentes de los glaciares Perito Moreno, Mayo, Spegazzini y Upsala.
El Calafate es el centro de los servicios más cercano, que cuenta con aeropuerto y una amplia oferta hotelera y desde allí se organizan diversos tours por la zona, excursiones de turismo aventura y expediciones de safaris fotográficos y birdwatching.

La Quebrada de Humahuaca, en la provincia de Jujuy, también es hoy un declarado y reconocido lugar Patrimonio Cultural de la Humanidad.
Preferida por muchos turistas europeos y mochileros, la Quebrada es uno de los lugares más conocidos y visitados del Norte de Argentina durante todo el año.
La Quebrada de Humahuaca es un festival de colores, texturas y sensaciones dispersados por los pueblos de Purmamarca, Maimará, Tilcara y Humahuaca cuyas  casas de adobe, capillas históricas y ruinas precolombinas como las pircas presentan un pintoresco set de destinos y parajes para conocer. Cada 21 de Junio se celebra el Inti Raymi (Fiesta del Sol) junto al monolito que marca el Trópico de Capricornio y el Carnaval Humahuaqueño con su colorido, su fuerte simbolismo y sus costumbres es una de las atracciones turísticas más visitadas.

El Parque Nacional Iguazú, en la provincia de Misiones, es otro de los lugares de Argentina declarados afortunadamente Patrimonio Natural de la Humanidad.
Ubicado en la zona noreste del país, cerca del Brasil y de Paraguay se encuentra este increíble paraíso tropical, dentro del cual están las Cataratas del Iguazú, una de las maravillas del mundo, donde el río arroja su caudal desde 70 metros de altura a través de 275 saltos y cascada.
Esta área preservada conformada por el Parque Nacional Iguazú cuenta con una vastísima vegetación subtropical que rodea las cataratas y la fauna autóctona, que incluye más de 400 aves y mamíferos como el tapir, carpincho, gato onza, oso hormiguero, puma y el famoso yaguareté.

Las Misiones Jesuíticas Guaraníes de la provincia de Misiones son también otro Patrimonio Cultural de la Humanidad en la Argentina y un bonito destino para ir de viaje y poder conocer en profundidad.
La verde provincia de Misiones, con sus Saltos del Moconá y las Cataratas tiene mucho para ofrecer al turista arqueológico y a los viajeros interesados por la maravilla de descubrir las huellas del pasado en escenarios naturales.
Los habituales tours por las ruinas de las Misiones Jesuíticas de los indios Guaraníes San Ignacio Miní, Nuestra Señora de Loreto, Santa Ana y Santa María la Mayor, se visitan en un circuito de gran belleza panorámica de 296 kilómetros por tropicales parajes. Estas reducciones, creadas en el siglo XVII en territorio argentino, formaron parte de los 33 pueblos que componían la antigua Provincia Jesuítica del Paraguay, también conocida como la Provincia de Jesús.

La Manzana y Estancias de los Jesuitas de la Provincia de Córdoba constituyen otro lugar histórico de Argentina consagrado y reconocido en la actualidad como  Patrimonio Cultural de la Humanidad.
Conforman este conjunto arquitectónico de gran valor la Iglesia de la Compañía de Jesús, la Capilla Doméstica, la Residencia de los Padres Jesuitas y el Rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba, junto al Claustro, Salón de Grados, Biblioteca Mayor y el Colegio Nacional de Monserrat.
Por su parte, las estancias jesuíticas cordobesas, que se pueden visitar en un paseo que se extiende por un circuito de 250 kilómetros entre las sierras locales, están constituídas por las Estancias Jesús María, Caroya, Santa Catalina, La Candelaria y Alta Gracia, indeleble testimonio de la historia del país y de la Colonia en tiempos de la Compañía de Jesús.

El Tango Argentino, con epicentro cultural mundial en Buenos Aires y es un ineludible Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
La hermosa y diversa ciudad de Buenos Aires ostenta el privilegio de haber sido la cuna de esa música sensual y poderosa que se conoce como el tango y suena en Japón y en Finlandia tanto como en las tanguerías y los bodegones porteños.
Música arrabalera decimonónica, las variantes asociadas como el tango canción, el candombe porteño y la milonga representan una síntesis novedosa basada en la fusión de diversos ritmos que se bailaban en los ambientes marginales.
En la actualidad es posible disfrutar del anual encuentro tanguero en Buenos Aires que es el Festival y Mundial de Tango, donde se lustra la viruta al ritmo del banoneón hasta que las velas no ardan, y también de espectáculos callejeros o en lugares típicos porteños como la Avenida de Mayo, las Barrancas de Belgrano, la peatonal Florida y el barrio-arte de Caminito en La Boca.